Sobre la jornada de ocho horas en las Leyes de Indias

Recopilación de Leyes de Indias de 1680

Libro III. Título VI. Ley VI.

“Que los obreros trabajen ocho horas cada día repartidas como convenga (…) cuatro a la mañana y cuatro a la tarde en las fortificaciones y fábricas que se hicieren, repartidas a los tiempos más convenientes para librarse del rigor del sol (…) de forma que no faltando un punto de lo posible, también se atienda a procurar su salud y conservación.”

Cierto es que habla de obreros, no de indios, y por el contexto se puede deducir que habla de obreros y artesanos especializados en la construcción venidos a las Indias desde España.

Libro III. Título VI. Ley X.

“Aparejador de cantería (…) Oficiales canteros (…) Albañiles, Herreros, Cuberos, y Fundidor de metales (…) que les corre (el salario) desde el día que por testimonio de escribano constare haber salido de estos reinos, y héchose a la vela…”

Así la jornada semanal para estos oficios queda establecida en 47 horas semanales, 8 horas de lunes a viernes y una hora menos los sábados.

Libro III. Título VI. Ley XII.

“Que los Sábados por la tarde se alce de obra una hora antes, para que se paguen los jornales.”